Zambia, el viaje que cambió mi vida

En el año 2012 decidí realizar un proyecto arriesgado que suponía romper con mi tendencia anterior en viajes (siempre con familia y/o amigos y centrados en turismo) para probar la experiencia de un voluntariado internacional. Así, a través de una compañera de mi clase de inglés de la Escuela Oficial de Idiomas supe de la existencia de SCI, una organización que organiza campos de voluntariado de corta duración (2 semanas normalmente) en muchos países del mundo.

Mi apuesta para esta experiencia fue triple: en primer lugar, suponía mi primer viaje sola; en segundo lugar, quise realizarlo en un país africano, continente que tenía sin explorar aún (al menos el llamado África Negra, ya que en 1999 estuve en Egipto). Hoy reconozco que en este segundo requisito me equivoqué claramente: mi ignorancia e inexperiencia me hizo pensar que un país africano supondría un gasto menor que otro perteneciente a otro continente, algo totalmente erróneo! En tercer lugar, con este viaje hice mi bautismo como mochilera, moviéndome sin nada planificado desde España y sobre la marcha, alojándome en albergues, en dormitorios compartidos, lo que me permitió conocer mucha gente y otra forma distinta de viajar que se ha ido convirtiendo poco a poco en mi favorita. En cuanto a viajar en solitario, al principio estuve algo desubicada pero en unos días ya me hice a la situación, y a día de hoy reconozco que es una opción que barajo como cualquier otra: te permite conocer más gente, abrirte más al exterior y, lo más importante, conocerte mejor a tí misma, aumentar tu capacidad resolutiva y confiar más en tus posibilidades. En suma, una experiencia totalmente enriquecedora.

En relación al destino, me llamó mucho la atención un campo de trabajo que se llevaría a cabo en las proximidades de las Cataratas Victoria, en Livingstone (Zambia), al combinar trabajos de mantenimiento en las mismas con otros en una escuela cercana. Así, tras asistir a una sesión informativa y otra de formación, compré el vuelo a principios de junio para salir a finales de julio y ¡me lancé a la aventura!

Aunque el motivo principal del viaje era el campo de voluntariado, también tuve tiempo de hacer algo de turismo, estrenándome en el maravilloso mundo de los safaris. Así, el mes que tuve (25 julio – 22 agosto) lo distribuí de la siguiente forma:

1. Llegada a Zambia y toma de contacto con el país (24-27 julio)

2. Campo de trabajo “Patrimonito” (SCI) (28 julio – 11 agosto)

3. BOTSWANA: Chobe National Park (4-5 agosto)

4. Explorando Zambia: Lusaka, Livingstone, Victoria Falls y South Luangwa National Park (11-21 agosto)

5. Dubai (escala larga) (22 agosto)

Por último, para los que estéis interesados en visitar el país, os pongo una entrada con ciertas consideraciones prácticas.

Categorías: África, Botswana, Zambia | 4 comentarios

Navegador de artículos

4 pensamientos en “Zambia, el viaje que cambió mi vida

  1. Pingback: Índice cronológico de viajes | Con mi música a otra parte

  2. Pingback: Selva boliviana, capital, lago Titicaca y paso a Perú | Con mi música a otra parte

  3. Pingback: Índice cronológico de viajes | Con mi música a otra parte

  4. Pingback: Dando la nota en Kenia | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: