Botswana: Chobe National Park

Aprovechando un fin de semana que teníamos libre en nuestro campo de voluntariado en las Cataratas Victoria, en Zambia, algunos voluntarios nos decidimos a hacer un safari a Botswana, ya que nos pillaba muy a mano y era una oportunidad única para conocer el país.

El safari en cuestión era un pack de 1 día con noche que contratamos tan solo unos días antes en el albergue Jollyboys, en Livingstone, y que nos costó 230 $ por persona (unos 173 €), una tarifa que puede parecer cara (¡y lo es!) pero que es lo habitual en la zona. El precio incluía el traslado desde Livingstone hacia Botswana (primero en minibus hasta la frontera, luego en barca para cruzar el río y luego en jeep hasta donde empezaba el crucero), un crucero por el río Chobe, un “game drive” o safari en jeep por la tarde en el Chobe National Park y alojamiento cerca del parque para volver a Livingstone al día siguiente. Las comidas y bebidas también estaban incluídas.

En el mapa éste era el destino:

mapa botswana

A primera hora de la mañana nos cogimos un taxi para partir de Jollyboys rumbo a la frontera con Botswana. Una vez en resuelto el trámite del visado teníamos que cruzar el río que separa ambos países en una barca muy muy moderna:

194375_4567216502867_1982959580_o

La primera actividad del día fue un crucero por el río Chobe para admirar la fauna que se asentaba a orillas del mismo. El barco en sí no era demasiado moderno pero como se movía muy lento se acercaba bastante a los animales, que ni se inmutaban con nuestra presencia:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por la tarde, tras la comida, llegó el gran momento que todos estábamos esperando: la visita al Chobe National Park, que realizamos en jeep:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el mundo de los safaris esta visita se le conoce como “game drive”, en la que el propio conductor del vehículo hace las veces de guía. Para mí era mi estreno en este tipo de actividades y he de reconocer que me encantó: el coche se sumerge en el parque respetando los senderos ya señalizados, y sientes cómo formas parte de la naturaleza, aprendes a distinguir los animales que se camuflan con la vegetación, y a observar simplemente por el placer de observar, a menudo en un silencio absoluto que sólo se interrumpe con los sonidos que producen los seres vivos o los elementos naturales. Una experiencia increíble y aquí os pongo algunos de nuestros hallazgos de aquella tarde:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando estás tan cerca de animales salvajes es imprescindible que alguien te explique su comportamiento. Así, nosotros tuvimos una familia de elefantes liderada por la “abuela” que se medio enfadó al ver nuestro coche, y estas dos jirafas cuya foto os añado estuvieron “peleándose” durante más de media hora, tiempo en el que, simplemente, estuvimos contemplándolas sin hacer caso al tiempo, que pasaba lenta pero intensamente (su modo de “ataque” consistía en zarandear sus largos cuellos contra su compañera, momento que recoge la imagen, observad la de la izquierda, preparada para embestir):

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras este drive nuestro conductor nos llevó a ver la puesta de sol, permitiéndonos bajar del vehículo y deleitarnos en los colores del atardecer africano, una imagen que guardaré para siempre en mi retina:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con una sensación agridulce pusimos por fin rumbo a nuestro alojamiento, unas cabañas perfectamente equipadas y mimetizadas con la naturaleza, y que nos supieron a gloria tras llevar una semana durmiendo en el frío suelo de las aulas de la escuela en el campamento:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por último nos quedaba una suculenta cena, tras la cual tuvimos una charla alrededor de la hoguera y nos retiramos a dormir para volver a Livingstone y nuestra realidad de voluntarios.

Categorías: África, Botswana | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Botswana: Chobe National Park

  1. Pingback: Zambia, el viaje que cambió mi vida | Con mi música a otra parte

  2. Pingback: Selva boliviana, capital, lago Titicaca y paso a Perú | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: