Campo de trabajo “Patrimonito” en las Cataratas Victoria (Zambia)

Éste fue el objetivo principal de mi viaje a Zambia, y que me llamó la atención en gran medida porque se desarrollaba en las cataratas Victoria, situadas entre Zambia y Zimbabwe, y declaradas Patrimonio de la UNESCO. Durante dos semanas desarrollé distintas actividades que intentaré resumir en este post.

Lo primero a tener en cuenta es el equipo de voluntarios que participamos, compuesto por jóvenes procedentes de Francia (4), Italia (1), España (2), Rusia (2), Corea del Sur (3), Alemania (1), Finlandia (1) y Zambia (4). Sin duda uno de los mejores recuerdos que me llevo de esta experiencia es haber compartido tiempo, juegos, trabajo y rutina con ellos:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El proyecto en sí se llamaba Patrimonito y el campamento base estaba en la Palm Groove Basic School, muy cerca de las cataratas. Sin lugar a dudas lo más duro fue adaptarse a las instalaciones, muy básicas: la totalidad de los voluntarios dormíamos en una de las aulas de la escuela vaciada para nosotros, y cada uno debía llevarse su propio saco de dormir, mosquitera y aislante:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 10477_514926658524902_451219736_n

 

La escuela no disponía de agua corriente, ni duchas, ni WC. El único grifo disponible se encontraba a 100 m de nuestro aula, los baños eran letrinas con fosa séptica y la ducha te la tenías que hacer con un barreño (por supuesto, no hablemos de agua caliente). Nuestra “habitación” era la primera que veis en estas fotos (con letras y números pegadas), las otras aulas estaban distribuidas en otros tres bloques:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 480080_514923455191889_828502428_n 394437_414143761954021_353544373_n

Los baños y el grifo:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA 383838_10151002349374071_1030704662_n 293026_514927321858169_2088190534_n

El primer día del campo nos organizamos en 4 grupos que estaban formados por voluntarios de distintos países y que fueron bautizados por distintos nombres: “babboons” (monos de la zona, en el que estaba yo), “pink lions”, “sexy miners” y “brutal warriors”. Cada equipo se encargaba de preparar el desayuno y comida en días alternos (algunas cenas fueron internacionales, y cocinábamos comida típicas de nuestro país de procedencia), y os puedo asegurar que se tarda bastante cuando sólo se tiene carbón y cerillas para cocinar, y en el desayuno el frío de las mañanas africanas se nota mientras esperas que se caliente el agua para hacerte un simple café:

574540_514923275191907_1062646834_n527448_171087676362915_1982349722_n(1)311763_4031960149955_1884114159_n

En cuanto al trabajo en sí, constaba de varias partes: el trabajo en la escuela y el que se hacía en las cataratas.

El trabajo en la escuela consistió en pintar unas aulas, que estaban vacías puesto que cuando fuimos los niños disfrutaban de sus vacaciones escolares (de hecho, y aunque pueda parecer raro, eché en falta dar clases a los niños!):

527525_171089229696093_1729820460_n 46185_171089323029417_203810542_n 182117_514926765191558_450820172_n

 

Pero sin duda el trabajo más gratificante, y por el que la mayoría de las personas estábamos allí, era el que se desarrollaba en las cataratas. Como calidad de voluntarios, se nos dio una acreditación gracias a la cual teníamos acceso libre e ilimitado a las mismas, y os puedo asegurar que intenté acercarme a ellas el máximo de días posible durante mi estancia. La primera vez que lo hicimos en grupo como presentación nos encontramos con esto:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El trabajo de las cataratas consistía en varias tareas: recogida de basura, protección de plantas con unas mallas para que los monos no se las comiesen:

206099_4561936050859_946471431_n 197042_171088476362835_638184469_n

 

Plantación de distintas plantas, a modo de reforestación:

309217_4561941530996_2084754163_n

 

Y lo más duro (al menos para mí): con machete en mano teníamos que cortar unas plantas agresivas que estaban colonizando y destruyendo a otra especie endémica. Debíamos arrancarlas de raíz (las pequeñas) o cortarla por su tallo principal (las grandes) y añadir después un “veneno” que impedía que se regenerasen:

530722_171087876362895_306631660_n 527528_171087916362891_1636351150_n667_171087786362904_559057409_n 549598_10151136850193446_2077222809_n

Las plantas en cuestión estaban llenas de pinchos por lo que a la fuerza física se le añaden arañazos varios que te dejaban bastante cansado:

12887_171087939696222_852661051_n 409261_171087949696221_1126082005_n

 

Pero, sin lugar a dudas, todo el esfuerzo compensa ya que compartes la experiencia con personas de enorme calidad humana con las que convives 24 horas al día, y con un fondo natural privilegiado. En resumidas cuentas, una gozada (¡ojo!, no os olvidéis echar una baraja y algún juego de mesa, dan mucho juego):

480695_171088733029476_1496361698_n 196742_10151051455964272_333745384_n 254956_414151028619961_1582442003_n 383786_414143888620675_298926810_n foto_grupo_zambia OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Por supuesto, tuvimos nuestro momento de “presentación oficial” en un acto público con las autoridades de Livingstone, que nos recibieron con más de media hora de retraso (horarios africanos…) y nos dieron la bienvenida a su país:

482005_414149288620135_1179936850_n

 

El último día del campo fuimos recibidos por la directora de la escuela en un acto en el cual le donamos material escolar que trajimos de nuestros respectivos países:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Y la última noche mi compañero español y yo nos lanzamos a hacer una sangría que hizo las delicias de todo el mundo mientras charlábamos alrededor de un fuego:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 546722_10151137035893446_705204003_n

Como veis, una experiencia increíble, totalmente recomendable que cambió mi perspectiva de la vida y que me fortaleció enormemente como persona.

Categorías: África, Zambia | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “Campo de trabajo “Patrimonito” en las Cataratas Victoria (Zambia)

  1. Pingback: Zambia, el viaje que cambió mi vida | Con mi música a otra parte

  2. Pingback: Botswana: Chobe National Park | Con mi música a otra parte

  3. Pingback: Las impresionantes Cataratas Victoria y Livingstone | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: