Zambia, el gran desconocido. Información práctica

¿A dónde dices que te vas?

Ésta es la pregunta que más se repitió entre mi familia y amigos cuando les comuniqué el destino de mis vacaciones para este año. Y les entiendo, puesto que ni yo misma sabía dónde se ubicaba este país africano, injustamente olvidado por el turismo internacional de la zona, tan centrado en los safaris.

Tal y como he comentado ya en un post anterior, mi visita a este país se justificaba con la participación en un campo de voluntariado. Pues bien, como éste se desarrollaba en las archiconocidas cataratas Victoria, en el sur del país (frontera con Zimbabwe), y mi vuelo era a la capital (Lusaka), tuve que llegar un par de días antes para hacer el camino hacia allí. El país tiene una forma muy peculiar, en ocho tumbado (o signo de infinito ;)), y comparte frontera con nada más y nada menos que 8 países (Tanzania, Malawi, Mozambique, Zimbabwe, Botswana, Namibia, Angola y Congo):

mapa zambia general

Las infraestructuras en el país no son demasiado buenas por lo que expondré en esta entrada los principales datos prácticos para aquellos que quieran hacer una visita a este interesante país. También podéis visitar la página oficial de Turismo de Zambia donde tenéis mucha información.

1. VISADO:  tanto si llegas a Lusaka como a Livingstone (los únicos aeropuertos internacionales), debes pagar un visado que puede ser de entrada sencilla (50 USD) o múltiple (80 USD), que se tramita en la misma aduana sin necesidad de trámites previos; yo llevaba una carta de invitación de la YAZ (Youth Association of Zambia) como calidad de voluntaria, por lo que no tuve ningún problema. El visado que me saqué fue el múltiple, porque no tenía muy claro qué visitar después de hacer el voluntariado, y me aproveché de él al visitar Botswana, ya que los compañeros que se hicieron una visa sencilla tuvieron que pagar 50 dólares para volver a entrar a Zambia tras nuestro safari de un sólo día. Así que si venís ¡sacaros el múltiple! Para más información podéis visitar esta página.

2. MONEDA: La moneda zambiana es la kwacha (kw), abreviada como ZMK y que, en agosto de 2012, tenía un cambio de 1 $= 5000 kw. Aunque se pueda ver el precio en dólares en muchos hoteles y entradas a parques o monumentos importantes, en realidad se opera todo en esta moneda. Para cambiar dinero lo mejor es llevar dólares estadounidenses (nuevos o con pocos rasguños a ser posible), aunque a mí me cambiaron sin problema también euros. Lo único a tener en cuenta es que, al menos cuando yo fui, te cobran más comisión si cambias billetes menores de 20 €, por lo que es mejor llevarlos grandes.

Los cajeros automáticos están extendidos en las principales ciudades por lo que no es necesario llevarse encima mucho efectivo. Mi recomendación es llevar consigo dos tarjetas, una de crédito y otra de débito, porque a veces un banco no te deja sacar con una u otra (siempre es preferible intentarlo primero con la de débito, cuya comisión será menor).

3. ALOJAMIENTO: yo usé los hostales para backpackers o mochileros, en los que la cama compartida en habitación múltiple costaba alrededor de 10 $, bastante caro pero era la tarifa general en todo el país. En esos mismos alojamientos, de ambiente muy internacional, también hay zona de acampada, habitaciones dobles-triples-cuádruples, así como oficina de turismo donde puedes contratar safaris o tours por el país. Son muy prácticos para el viajero independiente. Os recomiendo llevar vuestro propio saco de dormir, así como candados para la mochila o taquilla.

En cuanto a los alojamientos en los distintos parques nacionales, todos ellos están provistos de empresas que cuentan con sus propios lodges, mucho más caros y exclusivos, y que podéis consultar en el siguiente link, en función del parque o zona en la que os queráis hospedar.

4. CLIMA: Zambia tiene 2 estaciones diferenciadas: la lluviosa, que abarca desde diciembre a abril-mayo y la seca, de agosto a octubre. Los meses más fríos  son junio y julio, y noviembre es un mes variable. Cada estación tiene su interés, pero tened en cuenta que si se quieren ver animales es mejor la estación seca puesto que los ríos están bajos de agua y la fauna sale de sus “escondites” para beber, lo que es una ocasión única para fotografiarlos y disfrutar de ellos. Lo negativo de esta estación son los madrugones que debes hacer para salir en safari ya que sobre las 10 de la mañana el calor es bastante elevado. Por otra parte, si visitáis las cataratas en esta época las veréis con mucha menos agua que en la estación lluviosa (octubre como pico mínimo de agua y máximo de calor sería el peor mes para venir, dicho por los propios zambianos).

Independientemente de la época que elijáis, las temperaturas tienen una gran oscilación entre el día y la noche por lo que hay que aprovisionarse de ropa tanto de abrigo (para las noches, en las que se alcanzan los 8 grados o menos) como de verano (durante el día se puede llegar a más de 30 grados).

5. TRANSPORTE: las principales ciudades están conectadas con una amplia red de buses interurbanos. Sin duda la mejor opción sería alquilar un coche, pero yo no pude hacerlo. Eso sí, tened en cuenta que los desplazamientos son muuuuy lentos puesto que las carreteras son viejas, y con asfaltado irregular y en mal estado.

Los viajes en buses son también muy largos, por lo que conviene armarse de paciencia, ir antes al baño (mi récord fue 8 horas de Lusaka a Chipata sin ir al servicio, ¡ole!), y aprovisionarse de fruta, frutos secos o algo de alimento para llevar mejor el trayecto. Las estaciones de bus son un hervidero de gente a cualquier hora del día por lo que podéis hacerlo allí mismo. Algo también muy útil puede ser llevar libros de lectura, o tablet para escuchar música, ver series, etc, puesto que en general hay mucho ruido (tapones!!) y van abarrotados de gente, algo que puede llegar a agobiar o, cuanto menos, incomodar.

6. SALUD: os recomiendo que acudáis a las unidades de medicina tropical del viajero de los hospitales públicos. En Madrid yo siempre voy al del Carlos III, precia cita con un par de meses de antelación mínimo (sobre todo si viajáis en agosto), donde os informarán de las posibles vacunas recomendadas. En mi caso me aconsejaron ponerme las de Hepatitis A, B, fiebre tifoidea, cólera, meningitis, fiebre amarilla y malaria (en pastillas llamadas “Malarone”), además de proporcionarme una cartilla amarilla donde se especifican esas vacunas y que debéis llevar con vosotros en el viaje. Es totalmente optativo vacunarte por lo que si uno no acepta no pasa nada, pero la consulta médica es mejor hacerla, puesto que se te ofrecen una serie de recomendaciones higiénicas y de salud muy importantes. A modo de resumen yo citaría: agua embotellada (cuidado con hielos en bebidas!) y llevar un buen botiquín de viaje que incluya medicamentos genéricos así como otros para la diarrea, la afección más habitual en este tipo de viajes.

A modo personal, decir que no tuve ningún problema de salud, ni diarrea, ni efecto secundario del Malarone (tan solo ciertas “deposiciones algo líquidas” que en unos días se regularizaron). Pero esto es algo muy personal ya que algunos compañeros sí que tuvieron ciertos episodios de malestar.

7. SEGURIDAD: África negra no es de las zonas más seguras que existen, pero yo no tuve ningún problema ni advertí peligros de seguridad. Por supuesto, hay que tener precauciones básicas: no salir de noche si no vas en grupo, y hacerlo en taxi; evitar ciertas zonas a las que aconsejan no ir (frontera con Congo por ejemplo), si se viaja en transporte público situarse cerca de grupos, o de familias, no aceptar comida-bebida de desconocidos, evitar viajar de noche si se va solo, no perder de vista las pertenencias, etc.

Si se viaja en coche de alquiler hay que extremar la precaución, no superar los límites de velocidad y tener cuidado con los animales que se cruzan por el camino. No es un país para estrenarse en la conducción de 4×4 precisamente.

8. CULTURA Y SOCIEDAD: la sociedad zambiana es eminentemente rural y clasista, y se observa claramente una división entre hombres y mujeres. Ellos son los que “trabajan” de cara a la galería: en tiendas, taxistas, conductores de safaris, vendedores, guías, etc. Las mujeres, en cambio, aparentemente “sólo” están dentro de las casas, pero enseguida se aprecia que soportan todo el peso la familia. En general, tanto unos como otros son muy acogedores, aunque no puedes evitar sentirte como un “dolar andante”, ya que por tu calidad de blanco (y europeo) te inflarán todos los precios, y aquí el regateo será tu mejor aliado.

9. GUÍA:  me costó mucho encontrar una sobre Zambia, y de hecho no la encontré en mis inseparables Lonely Planet sino que finalmente fue la de la editorial Bradt, de Chris McIntyre (en inglés). Es un libro bastante completo que podéis consultar si tenéis pensado hacer una visita larga al país ya que, sino, es demasiado denso:

DSCN6866

10. LUGARES DE INTERÉS: al ser un destino mucho menos turístico que los habituales de safaris (Kenia, Tanzania y Botswana), Zambia es una gran alternativa al mismo aunque, no obstante, la infraestructura es más limitada. Yo no llevé nada reservado y pude visitar varios parques nacionales apuntándome a grupos ya establecidos. Un tipo de safari que se realiza en este país, y que por lo visto es de los mejores de los del África negra, es el walking safari, que ya detallaré en otra entrada. En general, los puntos más importantes que merecen una visita son los siguientes (os añado mapa de la guía para ubicaros):

DSCN6870

  1. Victoria Falls (Livingstone)
  2. Lusaka
  3. Kafue National Park
  4. Lower Zambezi National Park
  5. South Luangwa National Park
  6. North Luangwa National Park
Categorías: África, Zambia | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: