Lusaka, la capital zambiana

Lusaka no es precisamente un prototipo de ciudad bonita en la que merezca la pena detenerse más de lo necesario. Al estilo de las urbes africanas, es desordenada, ruidosa, sucia, calurosa (al menos cuando yo fui), y con escasas infraestructuras que convierten cualquier paseo en una larga caminata para llegar a tu destino.

Los alojamientos que usé fueron dos del estilo backpackers: el primer día de mi viaje en Flinstones backpackers (que ya nombré en la entrada en la que hacía referencia a mi llegada a país), y en el Lusaka Backpackers los dos últimos.

En Lusaka Backpackers compartí una habitación en dormitorio femenino, y sin lugar a dudas el hostel es un buen lugar de encuentro para viajeros internacionales, así como un punto de información y agencia de viajes en la que puedes organizarte tours y safaris por todo el país. Os pongo dos imágenes:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En cuanto a la ciudad en sí, poco hay que decir sobre ella. Yo me moví andando desde el albergue, por lo que cada desplazamiento puede rondar los 30-40 minutos pero como tenía tiempo quería patear tranquilamente la ciudad cuyas calles presentan el siguiente aspecto:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay que decir que la población africana anda mucho y no solo en la ciudad, sino que también la carretera está frecuentada por gente que se traslada a pie entre pueblos y localidades.

Uno de los destinos donde me refugié para descansar, y probar un café en condiciones, fue el centro comercial Levy, que tiene un aspecto y características similares a los europeos:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Otro centro comercial que visité fue el Manda Hill Mall, al que se accedía por una pasarela peatonal sobre una carretera:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Otro punto que visité a menudo fue la estación de autobuses, ya que de allí partían mis buses tanto a Livingstone como al South Luangwa National Park:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Relativamente cerca de la estación se encuentra la estatua de la Libertad, monumento que exalta la Independencia del país y que aparece en los billetes oficiales:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al lado de la estatua está el Museo Nacional, que yo no visité ya que en seguida puse rumbo al Kabwata Cultural Village, una especie de “mercadillo” donde vendían artesanía local y donde compré varios recuerdos aprovechando mis últimos kwachas en el país. Me costó bastante negociar los precios pero logré llegar a un acuerdo:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Así que ya veis, si os sobra un día y queréis visitar la ciudad podéis hacerlo pero en mi opinión es una visita totalmente prescindible teniendo en cuenta la cantidad de parques naturales con los que cuenta el país, y que sí son realmente interesantes.

Categorías: Sin categoría | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Lusaka, la capital zambiana

  1. Pingback: Zambia, una alternativa al turismo de safaris del África negra | Con mi música a otra parte

  2. Pingback: Paisajes de Kenia: ¡no todo son safaris! | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: