Selva boliviana, capital, lago Titicaca y paso a Perú

Querid@s visitantes de mi blog

No os tengo abandonados, pero las conexiones bolivianas son malas y he estado días incomunicada. Ahora mismo me encuentro ya en Cabanaconde, un pueblo cerca de Arequipa, ya en Perú. He podido haceros un mapa con mi recorrido por Bolivia hasta llegar aquí:

sudamerica 5 editado

En mi último informe os escribía desde Cochabamba antes de tomar un bus nocturno a La Paz. Pues bien llegué a la capital boliviana el viernes 19 de junio muy temprano con un frío de muerte. Aquí estuve haciendo tiempo sin más ya que ese mismo día a la tarde tomé un vuelo a Rurrenabaque, un pueblito que sirve de base para explorar la selva y pampas amazónicas en el Parque Nacional Madidi.

Por increíble que os pueda parecer, llegué aquí bastante cansada y decidí aprovechar el clima tan bueno que disfruta ‘Rurre’ para descansar unos días antes de visitar la selva amazónica. Mi plan durante los días 20 y 21 fue el siguiente:

Rurrenabaque

El lunes 22 de junio comienzo un tour de 3 días/2 noches a la selva. Elegí la empresa Madidi Jungle Ecolodge por sus buenas referencias y por ofrecer un servicio más exclusivo que la mayoría de agencias. El precio es mayor también pero os aseguro que merece la pena ya que tienes un guía para máximo 6 personas lo cual es un lujo.

A modo de resumen, os pongo fotos de las instalaciones, construidas a partir de materiales del bosque:

Madidi jungle rurre Madidi jungle rurre

La empresa garantiza su servicio en un plan de sosteniblidad y apoyo a una comunidad que vive en la selva, por lo que todas las personas que trabajan allí pertenecen a la misma, y compartes con ellas unos días en los que la desconexión del mundo es total, al mismo tiempo que convives con los sonidos de la naturaleza. En los días que estuve hice varias caminatas por la selva, alguna nocturna, y en ellas debes caminar en silencio para no espantar a los animales (monos, aves, chanchos salvajes -cerdos-, son sólo una mínima representación de lo que se puede encontrar). Es una sensación de respeto por la naturaleza que me recordó a la que experimenté ya en Zambia y Botswana.

Os pongo fotos de los senderos, miradores, y también el paseo en barca como único medio de transporte para llegar a las cabañas. La mejor época para visitar la selva es la seca, de mayo a octubre:

Rurre Rurre Selva Rurre Selva Rurre

Relajadísima y enamorada de esta experiencia llega el fin del tour el día 24 de junio, en el cual tomo un vuelo de vuelta a la capital boliviana.

En La Paz tengo la suerte de ser alojada por Mario, un amigo de una amiga que me acoje en su casa durante cinco noches, y me trata como si me conociese de toda la vida. Le estoy muy agradecida y por eso lo nombro aquí 🙂

Mi primer día en La Paz lo dedico a descansar, hacer la colada y pasear por el centro un rato sin ninguna pretensión de hacer visitas. El segundo, viernes 26 de junio, visito por la mañana el Museo de Instrumentos Musicales, un lugar que me encanta y lo considero como el mejor museo en su género de los que he visitado. Se trata de una exposición amplia de la riquísima variedad de instrumentos bolivianos, partiendo desde culturas precolombinas hasta innovaciones actuales. No hace falta que os diga que le dediqué bastante tiempo a explorar sus salas:

Museo i.musicales la paz Museo i.musicales la paz Museo i.musicales la paz

Tras esta visita comí por el centro y me acerqué al museo e iglesia de San Francisco, muy importantes en la ciudad:

San Fco La Paz San Fco La Paz

La tarde se me pasa callejeando entre las calles comerciales de Sagárnaga y Linares, donde descubro una tienda de instrumentos musicales y aquí ya no aguanto más y acabo comprando varios, es increìble el folklore musical de este país:

IMG_20150626_155203 IMG_20150626_200022

El sábado 27 de junio me acerco al yacimiento arqueológico de Tiwanaku, cerca de la capital. Se trata de un importante testimonio de la cultura homónima, mucho anterior a los incas y considerada una de las precursoras de la civilización aimara. Una vez llegué me uní a una pareja boliviana-peruana para compartir un guía, imprescindible si quieres entender las ruinas. El punto más destacado es un gran templo que contiene la ‘puerta del sol’ y unos monolitos bien conservados:

Tiwanaku Puerta del sol tiwanaku Tiwanaku

De vuelta a la capital aproveché que el bus paraba por El Alto y me apeé para bajar al centro de la ciudad en el famoso teleférico rojo desde el cual se tiene una vista privilegiada de toda la ciudad:

La paz La paz

Una vez ya en el centro me acerco a la plaza Murillo para observar el curioso reloj del congreso de Bolivia, que gira al revés. En la foto veréis que son las 18.10h:

Pza murillo la paz Pza murillo la paz

Para acabar el día, asistí a un concierto organizado por el museo de instrumentos musicales que visité el día anterior. Así pude disfrutar del charango, instrumento nacional boliviano proveniente de la vihuela española, y de otros como la zanfoña:

Teatro del charango la paz

Para mi último día en La Paz, el domingo 28 de junio, reservé una experiencia de adrenalina: realizar la bajada en mountain bike por la cercana ‘carretera de la muerte‘. Se trata de una excursión muy popular en la que te llevan a 4700m de altitud y bajas durante 60 km hasta los 1200m llegando a un pueblo con clima tropical. Elegí una buena empresa: No Fear Adventures, y alquilé una bici con doble suspensión que me fue de maravilla. Fue una experiencia increíble aunque os reconozco que a veces pasas un poco de miedo ya que tienes a tu izquierda un precipicio considerable, cruzas ríos y cascadas y se te cansan los dedos de tanto frenar ya que es prácticamente todo de bajada. Lamentablemente no hice fotos pero nos dieron un CD con ellas y vídeos tomados por los guías. Si puedo os agrego alguna cuando pueda usar un Pc.

El lunes 29 de junio abandono ya La Paz enormemente agradecida a Mario y me encamino a Copacabana, una ciudad situada en el lago Titicaca (por el lado boliviano). Por la tarde simplemente paseo y disfruto de la costanera y de la trucha del lago, riquísima:

Trucha en Copacabana

 Costanera Copacabana

El martes 30 de junio visito la recomendadísima Isla del Sol, y para ello tomo un barco a las 8.30h de la mañana desde Copacabana que tras dos horas me deja en la parte norte. Os pongo foto del mapa para que os situéis:

Plano isla del sol

La isla contiene bastantes ruinas incas y aimaras, y un guía de la propia empresa del barco nos acompaña a visitar y explicar las de la parte norte (Chinkana), las más importantes. Las explicaciones son interesantes pero a mí me inquieta lo lento que es el grupo y como mi intención es recorrer la isla de norte a sur caminando (no hay carreteras, es solo peatonal) y sé que necesito 3 horas para abarcar los 8 km me desvinculo del grupo e inicio la marcha. La caminata es bonita y fácil, tan solo notas más cansancio en las cuestas ya que estamos a 3800m de altitud, y debes pagar una tarifa simbólica para ‘usar’ el camino inca que la recorre:

Iska del sol Isla del sol Isla del Sol Isla del sol

Llego en menos tiempo del estimado al muelle sur, Yumani, con antelación suficiente para comerme un sandwich y fruta que me he comprado y embarcar en el último bote del día, a las 15.30 h. Una vez de vuelta en la ciudad descanso y ceno de nuevo trucha en los puestos de la costanera, totalmente marginada de la mayoría de los locales donde los lugareños y visitantes disfrutan con un partido de semifinal de la Copa América (hay cosas que no cambian desde este lado del océano :-))

El miércoles 1 de julio cambio de mes…, ¡y de país! Por la mañana visito la catedral de Copacabana, muy importante en la zona, donde a las 10 h todos los días los lugareños llevan sus autos para ser bendecidos:

Catedral Copacabana

A media mañana, y tras almorzar una trucha al ajillo en la costanera, agarro un bus para cruzar a Puno, en Perú. Los trámites migratorios son fáciles y rápidos y el trayecto no debería superar las 3 horas sino fuera porque pinchamos…. ¡Vaya estreno en este país! Jaja.

Llego pues a Puno algo tarde, por lo que simplemente busco un alojamiento, ceno, consigo información en la oficina de turismo y me voy a descansar temprano.

El jueves 2 de julio hago un tour a las islas flotantes Uro y Taquile. La agencia es Jumbo, bastante buena en especial por el guía que nos aporta mucha información sobre el lago y la forma de vida de las islas. La primera parada es en las islas flotantes Uro, muy curiosas ya que se construyen con totoras (juncos) y cada una alberga a 5-6 familias que están prácticamente incomunicadas y que en su mayoría viven de las artesanías que venden a los turistas. Fue bonito hablar con ellas y ver jugar a sus niños (observad que como energía usan paneles solares):

Isla Uros titicaca Isla Uros titicaca Isla Uros titicaca Isla Uros titicaca

La segunda parada del día es en la Isla Taquile, que tiene una tradición artesanal textil muy importante reconocida por la propia Unesco. Las familas que viven aquí también se sostienen en su mayoría con el turismo, y es muy curioso ver cómo toda la población sabe tejer y se visten con coloridos ropajes, fajas, gorros, capas, etc. No tengo fotos de ellos ya que me pedían dinero a cambio de una instantánea, y no quise colaborar en ello. Pero sí puedo mostraros fotos de la isla:

Isla Taquile titicaca Isla Taquile Titicaca

Por último, aunque tenía pensado dedicar un día más a Puno para visitar un yacimiento arqueológico que tiene cerca, finalmente acabo cambiando de idea y es así como llego hoy a Cabanaconde, desde donde os escribo, tras viajar durante 9 horas en dos buses con una espera en medio de otras tres. Aquí visitaré el Cañón del Colca, el segundo más profundo del mundo, para después continuar a Arequipa. Pero ya sabéis, eso está por venir 🙂

Un saludo!!

Fátima

Categorías: América, Bolivia | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “Selva boliviana, capital, lago Titicaca y paso a Perú

  1. Pingback: Itinerario Sudamericano | Con mi música a otra parte

  2. Belisario Sandoval Malpica

    Fátima muy interesante y bien detallados tus relatos por donde hiciste el recorrido de esta parte del altiplano boliviano y peruano. Yo, he tenido también la oportunidad de recorrer parte del territorio altiplánico por la ruta del Desaguadero hasta Cochabamba. una experiencia que siempre la recuerdo con nostalgia porque hice muchas amistades tanto en La Paz como en Cochabamba y Santa Cruz. Me interesó desde el comienzo la narración de tu travesía por el nombre de la autora: Fatima, porque en uno de mis viajes hice un trayecto desde Puno a La Paz con una chica de ese mismo nombre que me impacto demasiado por su hermoso rostro y unos ojos azules como el lago y el cielo auroral de esa parte del Titicaca. Vivía en Puno y estudiaba en la Universidad Nacional de La Paz. .Entiendo que tu eres Argentina y por tener el nombre de la virgen también debes ser bella. Gracias por divulgar lugares que son particularmente hermosos, y los describes con bastante exactitud. Que sigas regalándonos esos pasajes con tus elocuentes relatos.belisariosam@hotmail.com Lima Perú

    Me gusta

    • Hola Belisario
      Gracias por tu comentario. Soy española residente en Madrid, me alegra que te gusten mis relatos, son la experiencia tal cual vivida durante mis viajes. Me encantó la parte del altiplano boliviano y peruano que se cita en esa entrada, y creo que fue una de las partes más bonitas que recuerdo de mi viaje sudamericano. Gracias de nuevo por leerme y un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: