Norte de Perú: sierras, historia y playa

Querid@s amigos y familiares

Me encuentro ahora en Máncora, una playa al norte de Perú. Aquí he estado unos días descansando antes de emprender mi última parte del viaje: Ecuador. Y es que lo que parecía mucho tiempo ha pasado volando y ¡me quedan 3 semanas antes de volver a casa!

Vamos por partes, mi relato anterior lo hice recién llegada a Huaraz, una ciudad a la que llegué para explorar sus sierras. Hice tres visitas que os resumo a continuación:

El viernes 17 de julio hago un tour al Nevado Pastoruri, un glaciar que está muy en retroceso (los expertos le dan menos de 15 años de vida) situado en el Parque Nacional Huascarán, llamada también la cordillera blanca. Antes de llegar al nevado pudimos observar lagunas y unos árboles llamados ‘puyas’ que sólo florecen una vez en la vida:

PN huascarán huaraz Puyas gigantes. PN huascarán Puyas gigantes PN huascarán

Tras atravesar buena parte del parque llegamos al nevado, no si antes hacer una breve caminata. No os podéis imaginar lo cansado que es andar desde los 4800 m de altitud que empiezas hasta los 5000 m donde está el glaciar. Hay gente que sube en caballo, pero si vas despacio y parando lo puedes hacer perfectamente, el sendero es fácil:

Nevado Pastoruri PN huascarán Nevado Pastoruri

Ya arriba el glaciar es bonito, con su laguna helada:

Nevado pastoruri pn huascaran Nevaso pastoruri pn huascaran Nevado pastoruri pn huascaran

El sábado 18 de julio visito el yacimiento arqueológico de Chavín de Huántar, para lo cual también tienes que atravesar el PN Huascarán, haciendo parada en este caso en la laguna de Querococha, a 3980 m (aquí está todo muy alto como podéis comprobar):

Laguna Querococha PN huascaran perú Laguna Querococha PN Huascaran Perú

Pero el punto fuerte del día es sin duda Chavín: una cultura que vivió entre los años 1200-200 a.C (llamada también la ‘Roma’ andina), que rendía culto a un dios representado en un lazón -piedra tallada- y que tuvo un desarrollo de la ingeniería hidraúlica increíble para su época, así como de astronomía. Una visita muy interesante pese a lo poco que se conserva en el yacimiento:

Chavín de huantar Chavín de huantar

Aunque aún siguen en pie los canales por los que desviaron el cauce de los ríos:

Chavín de huantar

Y el complejo también se construyó con medidas antisísmicas:

Chavín de huantar Chavín de huantar

Con pasadizos laberínticos:

Chavin de huantar

Y también un pasadizo te acerca a su dios: el lazón:

Lazón- chavin de huantar

Mi última jornada en Huaraz la dediqué a hacer un trekking a la laguna 69, una excursión muy popular en la que, de nuevo, te internas en el PN Huascarán. Esta vez la caminata es más larga (3 horas de ida para hacer los 7 km) y exigente, pero mereció la pena tal y como vais a comprobar en seguida.

Antes de llegar al punto de inicio donde te deja el bus se hace una breve parada en la laguna Llanganuco, que tiene unos colores preciosos:

Laguna Llanganuco PN Huascarán

Para el trekking propiamente dicho te dan 6 horas en las que puedes ir a tu ritmo. El paisaje es realmente bonito, estás rodeado de montañas de 5000-6000 m ¡una pasada! Pese a que estábamos bastantes altos a mí no me costó tanto andar como en el nevado Pastoruri. Os pongo fotos:

Trek laguna 69 pn huascaran

Trek laguna 69 PN Huascaran Trek laguna 69 PN Huascaran  Trek laguna 69 PN Huascan Trek laguna 69 PN Huascaran

Como siempre, la última parte es más dura:

Trek laguna 69 pn huascaran Trek laguna 69 pn huascaran

Pero llegas arriba y se te olvida todo. Mirad que preciosidad de colores, nada que envidiar a las lagunas que vi en la Patagonia:

Laguna 69 pn huascaran Laguna 69 PN Huascaran Laguna 69 pn huascaran  Laguna 69 pn huascaran

Exhausta pero maravillada por este día, esa misma noche agarro un bus nocturno que me lleva puntualmente a Trujillo, donde llego a las 4 y media de la mañana del lunes 20 de julio. Como es muy pronto, aún oscuro, hago tiempo en la terminal de bus hasta que amanece. Y desde allí salgo en un taxi al que le pido que me lleve al mercado central, donde desayuno y ya busco un hostal donde quedarme, algo que no tardo mucho en conseguir.

Mucha gente me había avisado que esta ciudad es bastante peligrosa por lo que estuve poco tiempo en ella, el necesario para visitar 2 yacimientos muy importantes de dos culturas preincaicas distintas. La primera de ellas, que visité el mismo día que llegué, es Chan Chan: la ciudadela de adobe más grande del mundo. Pertenece a la cultura chimú, expertos sacerdotes que practicaban ceremonias alucinógenas y un pueblo que supo adaptarse a la perfección al clima tan árido y desértico que tiene la zona. Todo el recorrido está lleno de simbología:

Chan chan trujillo Chan chan trujillo Chan chan trujillo Chan chan trujillo

Por la tarde me acerqué a la playa, en Huanchaco, donde comí y divisé sus famosas canoas de totora (llamadas ‘barquitos de totora’):

Huanchaco playa (cerca de trujillo)

De vuelta ya en Trujillo me dediqué a pasear por su centro histórico, lleno de casas coloniales, así como por su plaza de armas con su catedral:

Trujillo Trujillo Trujillo

El día siguiente, martes 21 de julio, por la mañana visité la Huaca de la Luna, un yacimiento arqueológico de la cultura moche. Se trata de un centro ceremonial en forma de pirámide escalonada (ahora semi enterrada por la acumulación de arena) en la que se conservan unos detalles decorativos en algunas paredes muy coloridos:

Huaca de la luna trujillo Huaca de la Luna Trujillo Huaca de la luna trujillo Huaca de la luna trujillo Huaca de la luna trujillo

Tras esta visita tenía que tomar un bus a mi siguiente destino: Chiclayo, y como el circuito es con un guía se me hizo algo tarde, menos mal que una peruana que viajaba con su hijo y sobrinos se ofreció a acercarme a mi hostal. Llegué con la lengua fuera y sin comer a la terminal de bus, pero al menos no lo perdí 🙂 . A Chiclayo llegué, pues, por la tarde de ese mismo día, en el que busqué un alojamiento para quedarme y poco más me dio tiempo a hacer.

El miércoles 22 de julio visité el lugar más importante de la zona: el museo de las tumbas reales de Sipán, en la cercana localidad de Lambayeque. Es una visita excelente, el museo está muy bien organizado y en él se muestran los descubrimientos de los yacimientos de unas tumbas reales de los mocha: una increíble colección de joyas, vasijas, y, en general, todo lo que se encontró en las excavaciones. No se pueden sacar fotos pero sí del exterior del edificio, cuyo diseño emula el sitio arqueológico:

Museo tumbas reales sipán, lambayeque

Por la tarde me acerco a otro museo, esta vez en otra localidad cercana (Ferreñafe): el museo Nacional de Sicán, otra excelente manifestación de un buen trabajo arqueológico, esta vez de la cultura sicán. Lo más destacado de este sitio es la recreación de varias tumbas reales, en una de las cuales el personaje principal fue enterrado de cabeza (boca abajo), algo cuyo significado aún hoy es una incógnita:

Museo nacional de sicán chiclayo Museo nacional sicán chiclayo

Aunque mi intención era quedarme un día más en Chiclayo para visitar los yacimientos arqueológicos de los anteriores museos, me encuentro ya algo saturada de culturas preincaicas y a última hora cambio de opinión ya que me apetece descansar antes de afrontar mi última etapa de viaje: Ecuador.

Es así como el jueves 23 de julio llego a Máncora, una playa cerca de la frontera en la que he pasado estos tres días y desde donde os escribo. Como podréis imaginar, han sido jornadas de descanso y desconexión por lo que tan solo tengo alguna foto del atardecer de hoy, que ha sido especialmente bonito:

Playa máncora Playa máncora

Así pues, mañana espero cruzar la frontera y pasar allí las casi tres semanas que me quedan antes de tomar mi vuelo de vuelta a Madrid, el 13 de agosto, desde Quito. Intentaré informaros de esta última etapa, pero no prometo nada…. 🙂

Saludos playeros

Fátima

Categorías: América, Perú | Etiquetas: , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Norte de Perú: sierras, historia y playa

  1. Pingback: Itinerario Sudamericano | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: