Verde y sonriente Ecuador

Querid@s lectores de mi blog

¡Estáis de suerte! He sacado un rato para comentaros lo que me han cundido estos 10 días que llevo en Ecuador. A priori ya os puedo adelantar que me está encantando el país, que la gente es muuuuy sonriente y que me ha sorprendido lo verde que es (bien es verdad que no he ido a la costa y que ahora es época de lluvias), yo lo llamo la irlanda sudamericana jaja.

Llegué a Ecuador procedente de Máncora, donde descansé unos días, en un trayecto infernal que me llevó todo un día prácticamente: el domingo 26 de julio. Quise viajar de día porque no me gustan las fronteras por su ambiente enrarecido y por seguridad, pero a toro pasado reconozco que por la noche los trámites migratorios son más rápidos e igualmente seguros por lo que si repitiese lo haría en un bus nocturno sin lugar a dudas. Aquí la anécdota del día fue que la chica que me atendió en migración, al ver mi ciudad natal en el pasaporte (Cuenca, para los despistados), me preguntó si era ecuatoriana jaja. Fue curioso.

Mi primera ciudad ecuatoriana fue precisamente Cuenca, a la que llegué tras más de 10 horas de viaje desde Perú, perdiendo todo el día en el trayecto. Ese día tan solo busqué un hostel y cené.

El lunes 27 de julio lo dediqué a visitar la ciudad propiamente dicha, muy bonita, colonial y repleta de iglesias y museos. Mi jornada comenzó en la plaza principal, donde conseguí un mapa y algo de información en la oficina de turismo, y donde me acerqué a ver la catedral nueva, bastante bonita:

Catedral nueva cuenca ecuador Catedral cuenca ecuador

Después me dediqué a vagar por las calles del centro, tropezándome con las iglesias de Santo Domingo, Santo Cenáculo y San Francisco, entre otras (en el mismo orden las fotos):

Iglesia Sto Domingo Cuenca Ecuador Iglesia Santo Cenáculo Cuenca ecuador Iglesia San Fco Cuenca Ecuador

Empachada de religiosidad, agarro la calle Larga, en la que están los museos, y me acerco al Museo Manuel Agustín Landívar (gratuito) que acogé unas ruinas (llamadas de Todos los Santos), que son vestigios de las culturas cañari, inca y española:

Ruinas todos los santos cuenca ecuador Ruinas todos los santos cuenca ecuador

Por la tarde, tras el almuerzo, me acerco al paseo del río Tomebamba, uno de los tres que pasan por la ciudad, el más cercano al centro. Es agradable y de repente me encontré con un puente ‘roto’:

Río Tomebamba Cuenca ecuador Puente Roto Cuenca Ecuador

Después me acerco al Taller y Museo del sombrero (gratis) y es que los famosos ‘Panama Hat’ son de procedencia ecuatoriana, pero su nombre se debe a que su exportación era por Panamá. Durante el recorrido un guía te explica los detalles de su fabricación (a partir de un tipo de paja que sólo crece en Ecuador), ensamblaje y finalización. La verdad es que me encantaron, me hubiese comprado uno pero dudo del estado en el que hubiese llegado a España, mirad que bonitos son:

Taller y museo del sombrero cuenca ecuador

La última visita del día fue el mirador del Turi, un punto panorámico accesible en bus urbano (0.25 $) desde el que se obtiene una bonita vista panorámica de la ciudad:

Mirador Turi cuenca ecuador Mirador Turi Cuenca ecuador

El martes 28 de julio me acerco al cercano y recomendadísimo Parque Nacional Cajas, un entorno natural cerca de Cuenca. Se trata de un humedal y como tal todos los senderos recorren bastantes lagunas. Desde Cuenca me fui con otro viajero peruano de mi hostel, Dagiorto, y cuando llegamos a la terminal de bus para coger el que iba hacia el parque nos enteramos que la compañía acaba de cambiar los horarios sin previo aviso y que el siguiente es en hora y media; en seguida nos acumulamos más viajeros a los que nos ha pasado lo mismo y entre los que se encuentra un local que viaja con un grupo de su hostel y que propone alquilar una furgoneta grande entre todos… Y así es como acabamos compartiendo no sólo trayecto sino el día completo con un internacionalísimo grupo de viajeros.

Ya por fin en el parque, escogimos la ruta 1, que es la que recorre las lagunas más bonitas y la más popular. Según llegas te encuentras con la laguna Toreadora, donde está la administración y debes registrarte:

Laguna Toreadora PN Cajas EcuadorAunque el trayecto no debería suponer un problema, las abundantes lluvias de los días anteriores hicieron que en vez de por senderos anduviesemos por barrizales. Yo estuve a punto de desistir cuando ví el estado del camino, pero me animé al ir en grupo. Eso sí, fueron numerosos los resbalones, caídas y acabé embarradísima. No obstante, las vistas son bonitas:

PN cajas ecuador PN cajas ecuador PN cajas ecuador PN cajas ecuador

Y aquí os pongo la foto en la que se ve cómo acabé:

Como los zorros tras el pn cajas ecuadorEn la vuelta tuvimos mala suerte ya que tras esperar un buen rato el único bus que pasó no tiene espacio para los 8 que somos por lo que nos toca esperar bastante…, hasta que una camioneta se ofrece a llevarnos hasta Cuenca ¡menos mal! Aún estaríamos allí yo creo jaja.

El miércoles 29 de julio abandono Cuenca y visito Ingapirca, unas ruinas cañari-incas muy interesantes. La visita se hace con guía, incluído en los 6 $ de la entrada, y en ella descubres tumbas, baños, templos y otras construcciones de ambas culturas:

Ingapirca Ecuador Ingapirca ecuador

Aunque a mí lo que más me impresionó fue la presencia de un calendario cañari tallado en unas rocas:

'Calendario' Ingapirca ecuador

Tras Ingapurca tomo un bus a la localidad de El Tambo, desde donde debo tomar otro para mi último destino de hoy: Alausí. Aquí llego interesada por conocer el trayecto que hace un tren turístico conocido como la ‘Nariz del diablo’. Una vez que busco mi alojamiento para hoy, me entero que se pueden (¡y deben!) reservar los tickets por internet ya que es muy turístico y el tren tiene pocos asientos. Pues nada, me acuesto esa noche con la incógnita de si habrá un hueco para mí al día siguiente, y para ello deberé madrugar y estar a primera hora en la oficina de la estación…

El jueves 30 de julio, cinco minutos antes de la siete de la mañana me encuentro ya en la ‘boletería’ donde me confirman que tengo asiento disponible para el tren de las ocho. El trayecto de ida y vuelta cuesta la friolera de ¡¡ 30 $!! Pero bueno ya que estoy aquí decido hacerlo. Hasta que se hace la hora aprovecho para desayunar.

El tren es una turistada propiamente dicha (había leído que un autoferro -especie de bus que usa las vías del tren- cubría el mismo trayecto, pero lo han quitado), con vagones tipo S.XIX (época en la que fue construido):

Tren nariz del diablo alausí ecuador

Pero si lo hice fue por ver la increíble obra de ingeniería que supone: para cubrir el trayecto Alausí-Sibambe tarda una media hora aproximadamente, y en él debe superar un desnivel de 300 m y descender una colina (cuyo perfil simula una nariz de inca, de ahí su nombre) como si fuese un auto. Durante el recorrido una guía bilingüe español-inglés te da detalles de su historia así como del paisaje que atraviesas, que dicho sea de paso es bien bonito:

Tren nariz del diablo alausí-sibambe ecuador Tren nariz del diablo alausí-sibambe ecuador

Pero la mejor parte llega cuando el tren debe descender la colina: para ello usa un sistema en zig-zag: cuando llega al final de la colina, un operario se baja para cambiar el rail y así desciende marcha atrás hasta el siguiente punto. Esto ocurre varias veces hasta que llega abajo; pensad que estamos hablando de 1902, es increíble. La foto en blanco y negro la saqué del museo, para que veáis el zig-zag:

Ziz-zag. Tren nariz del diablo ecuador Tren nariz del diablo alausí-sibambe ecuador

El tren hace una parada tras pasar el pueblo de Sibambe (destino final) para que los turistas podamos sacar una foto de la montaña que ha bajado, es la siguiente:

Montaña Nariz del diablo sibambe ecuadorYa en Sibambe el tren se detiene una hora. Durante ese tiempo puedes visitar un museo, fotografiarte con llamas así como disfrutar de unos bailes tradicionales que ofrecen los lugareños. Ya supondréis donde me entretuve yo :):

Bailes en Sibambe ecuadorTras el tiempo estimado el tren regresa a Alausí. Una vez allí agarré mi mochila del hostal y me fui a Riobamba, desde donde a su vez cogí otro bus hasta Baños, un destino muy popular en el país en el que estuve un par de días.

El viernes 31 de julio recorro en bicleta la Ruta de las cascadas, un circuito muy bien señalizado en el que recorres varias cascadas que están a lo largo de la carretera. Hacerlo con bici es fácil ya que casi todo es cuesta abajo y, además, te da libertad para pararte donde quieras. El día estaba algo nublado y por la mañana me mojé bastante pero mereció la pena. Las cascadas que vi, por orden, fueron las siguientes. Primero Agoyán:

Cascada Agoyán Baños ecuador

Os pongo también fotos de la ciclovía y los puentes que cruzabas (y en los que se podía hacer puenting):

IMG_20150731_101228 Baños Ecuador Ruta de las cascadas Baños Ecuador

Y de las chivas: camionetas en las que puedes hacer el recorrido si no te apetece pedalear:

Chivas en Baños Ecuador

Cascada Manto de la novia, a la que por 10 $ podías cruzar en canopy, una especie de tirolina en la que vas suspendido (sí, la de la foto soy yo jeje):

Cascada 'manto de la novia' Baños Ecuador canopy cascada de la novia Baños ecuador

La más impresionante, El Pailón del Diablo, cuya entrada cuesta 1.5 $ y donde debes bajar un sendero de 15 minutos y te empapas pero bien. Las fotos que os pongo son desde un puente colgante:

Cascada 'Pailón del diablo' Baños ecuador Puente colgante pailon del diablo baños'ecuador

Y, por último, Machay, en la que te puedes bañar si hace buen tiempo:

Cascada Machay Baños Ecuador Cascada Machay Baños Ecuador

Por la tarde, para relajarme del día, me fui a uno de los baños termales de la localidad, cuyo agua sale directa del volcan bien calentita, ¡una gozada tras esta jornada!

El sábado 1 de agosto por la mañana me acerco al mirador la Casa del Árbol, del que supuestamente se tienen unas vistas bonitas del volcán Tumgurahua, pero como estaba nublado no se veía nada. Me pareció todo muy turístico y una visita prescindible:

Casa del árbol Baños Ecuador Vistas desde casa del árbol baños ecuador

Por la tarde me voy a Latacunga, un pueblo con poco encanto pero que sirve de base para conocer lugares cercanos muy bonitos. Aquí me quedo varias noches pues.

El domingo 2 de agosto visito la laguna Quilotoa, para lo cual tomo un bus desde Latacunga que, en menos de dos horas, me lleva directa a ella (con la empresa “Transportes Vivero”). Se trata de una laguna formada en el cráter de un volcán ya dormido. Está a 3900 m de altitud y si bajas hasta ella a 3600 m. Hay un recorrido en su perímetro de 11 km que puedes realizar. Su agua, salada debido a la acumulación de minerales volcánicos, tiene unos tonos preciosos por la mezcla de las algas y los minerales que concentra, y va cambiando la tonalidad a lo largo del día por la luz solar. Para bajar tardas 30-40 minutos, pero mirad que preciosidad desde arriba:

laguna quilotoa ecuador

El sendero está muy señalizado y es fácil, aunque a veces te resbalas por la arena y está muy transitado por gente y mulas que suben a los turistas desde abajo:

Laguna Quilotoa Ecuador Laguna Quilotoa Ecuador

Una vez abajo la vista también es bonita, incluso mirando hacia arriba y viendo la subidita que te espera (1 hora y 10 minutos tardé yo):

Laguna Quilotoa Ecuador

El día siguiente, lunes 3 de agosto, me acerco al Parque Nacional Cotopaxi, y para ello tomo un bus dirección Quito que me deja en la entrada y desde allí comparto guía con Rafael, un brasileño con el que me encuentro. Y es que no hay otra forma de acceder al parque así que, negociando, acabamos pagando 20 $ por persona.

La primera parada fue la laguna de Limpiopungo, una laguna andina a 3800 m donde se avistan muchas aves y tiene poca profundidad:

Laguna Limpiopungo PN cotopaxi EcuadorPero sin duda el plato fuerte del día es el volcán Cotopaxi, de 5897 m de altitud, al que por supuesto no iba a subir pero sí a un refugio que está a 4800 m. La ascensión es “sólo” de 800 m desde el aparcamiento pero entre la altura y el fortísimo viento se hace duro y en unos 50 minutos, con numerosas paradas, estamos ya arriba. El volcán es, simplemente, precioso:

 Cotopaxi Ecuador Cotopaxi EcuadorCotopaxi Ecuador

Cuando volvíamos le pedimos al conductor que nos parase para hacer más fotos ya que por momentos se despejaba la cumbre del volcán:

Cotopaxi Ecuador Cotopaxi EcuadorIMG_20150803_143927_1438640795489

El martes 4 de agosto, el día que hice 5 meses en ruta, me di una buena paliza: llegué a Quito, a la terminal sur (Quitumbe) donde dejé mi mochila grande para irme a visitar el monumento de La Mitad del Mundo, que aunque sólo está a 14 km al norte de la capital me llevó algo más de 2 horas en transporte público alcanzarlo. Se trata de un monumento rodeado de tiendas, restaurantes, planetario, etc (es casi como un parque de ocio) donde supuestamente se midió que era la latitud 0º0´0´´. La medición la hicieron unos franceses y se sabe que no es exactamente la mitad del mundo, pero es lo más visitado de Ecuador. A mí me pareció excesivamente turístico y caro (6 $):

Mitad del mundo ecuadorRY para foto típica la siguiente, cada uno de mis pies en un hemisferio distinto:

mitad del mundo ecuador

Tras más de dos horas vuelvo de nuevo a Quito y desde allí agarro mi mochila y me voy a Otavalo, una ciudad al norte desde donde os escribo.

Hoy, 5 de agosto, he visitado la cercana laguna Cuicocha, que comparada con la de Quilotoa no me ha parecido tan impresionante:

laguna cuicocha otavalo ecuador

Por la tarde me he dedicado a pasear por la ciudad y su mercado tradicional, lleno de artesanías de todo tipo y donde he acabado picando algo jeje.

Mi relato acaba aquí, mañana volveré a Quito para trasladarme a Lago Agrio, una localidad desde la cual se visita la amazonía ecuatoriana… Sí, me apetece repetir la experiencia en selva que tanto me entusiasmó en Bolivia. Así, del viernes al lunes haré un tour de 4 días/3 noches a la selva para volver a la capital de nuevo el martes 11 por la mañana. En Quito me alojo con un amigo ecuatoriano que conocí ¡¡hace 4 meses en Jujuy!! Estaré dos días explorándola antes de tomar mi vuelo el 13 temprano por la mañana.

A España llego el 14 a mediodía, por lo que mi siguiente crónica será ya en tierras españolas.

¡¡Un saludo a tod@s!!

Categorías: América, Ecuador | Etiquetas: , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Verde y sonriente Ecuador

  1. Pingback: Itinerario Sudamericano | Con mi música a otra parte

  2. Pingback: Selva ecuatoriana y Quito: final del viaje | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: