Uruguay: entre mates y playas

Uruguay fue el primer destino que visité en mi viaje de varios meses por Sudamérica y, a día de hoy, no solo no me arrepiento sino que estoy convencida de que algún día volveré para conocer más a fondo este pequeño país que tanto me encandiló sobre todo por su gente, pacífica y muy muy educada. Tan sólo le dediqué una semana en la que visité cuatro lugares: Montevideo, Piriápolis, Colonia de Sacramento y Salto (en la frontera con Argentina, que me venía bien pues continuaba mi camino hacia Iguazú). Al ser un país pequeño es muy fácil moverse por él en transporte público, os pongo un mapa con estas localizaciones:

mapa uruguay

Antes de hablar sobre las distintas ciudades que visité voy a hacer una pequeña guía básica:

Geografía y clima: por las características geofísicas del país, gran parte de éste tiene costa y por lo tanto uno de sus principales reclamos turísticos son las playas, en concreto Punta del Este, Cabo Polonio y Punta del Diablo atraen a millones de turistas por ofrecer unas playas de calidad y buen ambiente fiestero. Yo cuando llegué, a principios de marzo, hacía mucho calor pero como no soy muy playera no puedo hablaros de esta parte del país.

También merece la pena tener en cuenta que Uruguay no sólo es playas y fiesta, ya que en su interior alberga una belleza natural única digna de tener en cuenta.

Nivel de vida: Muchas veces pregunté a los uruguayos cómo podía ser posible que este pequeño país fuese tan caro. Y sí, todos me respondían que lo era, pero que no sabían por qué. Uruguay no es un paraíso para los mochileros, una cama en un hostal te cuesta de media 13 €, un menú del día unos 10 € y la compra del supermercado una suma muy similar a lo que te cuesta en España. El transporte quizás sea lo más económico.

Moneda: la moneda es el Peso Uruguayo, que tiene el mismo símbolo que el dolar americano y que en el momento en el que yo fui (marzo 2015) estaba 1€ = 26 pesos

Comida: al igual que su vecina Argentina, Uruguay tiene mucha influencia de la cocina italiana, por lo que la pasta y pizzas se encuentran en cualquier restaurante. También es típico el chivito, una especie de sandwich relleno de carne, huevo, queso, muy consistente. Humitas, tamales, empanadillas y carne asada también forman parte de su menú.

Por su parte, aquí encontraremos a los mejores (junto a los argentinos) tomadores de mate, y es que todo el mundo lleva su termo con su agua caliente para tomarse a cualquier hora esta bebida que yo reconozco que no me gustó nada, pero que me imagino hay que vivirla desde niño. Es todo una cultura.

Gente: mención aparte para la gente uruguaya, la más educada que me encontré en mi paso por los países que visité en Sudamérica. Educados no sólo por ser respetuosos, amables y ultrahospitalarios con el viajero extranjero, sino también porque observé que su nivel de cultura era, en términos generales, alto. Además, todo en este país va más lento, y los uruguayos son personas pacíficas, que viven más lento pero intensamente. Una gran gente.

Tras este preámbulo, hablemos ahora de las ciudades que visité en este país:

Mi punto de partida, como no puede ser de otra manera, fue Montevideo, a cuyo aeropuerto llegué tras 12 horas en un vuelo directo desde Madrid con Air Europa. Por cierto una aerolínea que me defraudó, tanto por su estrechez de asientos, carencia de pantallas individuales de entretenimiento como por su comida y la desatención que observé de su tripulación (que no sólo no te ofrecían bebidas para tan largo trayecto sino que un simple vaso de agua te lo cobraban…, ¡lo nunca visto!).

Como esta entrada está destinada a los cuatro sitios que visité en Uruguay, voy a relataros brevemente lo que visité en casa sitio. Así, Montevideo me alojé en el hostal Ché Lagarto, en un dormitorio femenino; limpio, céntrico y con un excepcional ambiente que te permite conocer más viajeros. Al poco de entrar en mi pieza conocí a Carla, una brasileña con la que me fui a pasear el mismo día que llegué y, junto con otra brasileña que se nos unió (Carla también de nombre), al día siguiente alquilando unas bicis para llegar a la zona de playas.

La ciudad en sí es llana, fácil de recorrer a pie, y con un centro histórico bonito. Los lugares que alcanzamos en día y medio fueron los siguientes: recorriendo la avenida 18 de julio se llega a la Plaza de la Independencia, la principal de la ciudad, que divide la parte Nueva de la vieja, y en cuyo centro se yergue la estatua de José Gervasio Artigas (debajo del cual está el mausoleo con sus restos, que yo no visité):

Plaza independencia montevideo pza independencia montevideo

La entrada a la ciudad Vieja se hace justo después de atravesar esta plaza, a través de la Puerta de la Ciudadela (la entrada a la ciudad antigua), que continúa con la calle peatonal Sarandi:

Puerta ciudadela montevideo ciudad vieja montevideo

Muy cerca se encuentra también el Teatro Solís, al que por supuesto entramos y, por suerte, había una visita guiada que nos permitió acceder al interior:

Teatro solís montevideo teatro solís montevideo

Tras atravesar parte del casco llegamos a Las Ramblas, la costanera propiamente dicha, una avenida de más de 22 km de largo que bordea la costa del Río de la Plata:

rambla montevideo

Y como punto final llegamos al mercado del puerto, que ya estaba cerrado porque era tarde, pero al menos pudimos entrar para verlo por dentro que es bonito. Aquí tengo una foto con Carla, la única que nos hicimos juntas:

mercado del puerto con carla (Brasil) mercado del puerto montevideo

Para la segunda jornada decidimos alquilar unas bicis y acercarnos a la playa de Pocitos, un barrio popular y acomodado de Montevideo donde el calor de marzo invitaba a refrescarse y relajarse en las aguas. Al final de esta playa está la famosa señal a la que, sin dudarlo, todo el mundo se sube para hacerse la foto típica:

playa pocitos montevideo playa pocitos montevideo montevideo

El resto del día transcurre pedaleando por la ciudad por lo que poco más puedo añadir, tan solo poneros una foto del típico chivito uruguayo, un sandwich muy contundente para coger energías (no hablo de la carne de un asado, que no probé):

chivito uruguay

Piriápolis

Llegué a esta pequeña localidad costera, situada a unos 100 km hacia el este de Montevideo, por recomendación de otros viajeros. Es famosa por ser concebida como ciudad balneario. Nada más llegar me alojé en un hostel de la cadena International Hostel (IH) cuyo nombre no recuerdo pero que era enorme y con muchas prestaciones.

Lo más interesante de esta pequeña localidad es sin duda pasear por su costanera, algo que hice con Tere, una sexagenaria española muy simpática que conocí en el hostal. Al final del paseo subimos al cerro de San Antonio, donde había una capilla del mismo nombre:

piriapolis cerro san antonio piriapolis

Y también vimos un precioso atardecer:

anochecer en piriapolis

La otra visita interesante de la zona es acercarse al castillo de Piria, un edificio construido con el objetivo de servir de residencia al empresario uruguayo Francisco Piria, famoso por crear un balneario llamado en la localidad. Es curiosa su visita:

castillo piria piriapolis castillo piria piriapolis castillo piria piriapolis

Colonia del Sacramento

Es, sin lugar a dudas, la joya de la corona uruguaya. Está ubicada en la ribera norte (a la izquierda) del Río de la Plata, a 177 km de Montevideo y frente a las costas de Buenos Aires, Argentina, de la que dista sólo unos 50 km. Su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995, es una fusión exitosa de los estilos portugués, español y post-colonial. Pasear por sus calles empedradas es como hacerlo por muchos pueblos peninsulares. A continuación os pongo sus principales atractivos, que pueden visitarse perfectamente en un día:

Antiguo portal y muralla: acceso a la ciudad amurallada propiamente dicha

colonia sacramento uruguay colonia sacramento uruguay

Faro y convento de San Francisco: sin uso el primero y en ruinas ya el segundo

faro y ruinas convento san francisco

Calle de los suspiros: posiblemente la más fotografiada de la localidad, una calle empedrada con mucho encanto. Os pongo foto vista desde arriba y desde abajo:

calle suspiros colonia sacramento uruguay calle suspiros c.sacramento uruguay

Bastiones: permitían un buen campo de visión hacia el exterior de la fortaleza. En la punta sur-este se construyó el de San Pedro de Alcántara, pero el más importante es el de San Miguel, al sur:

bastión san miguel colonia sacramento uruguay bastión san miguel colonia sacramento uruguay

Calles y rincones donde perderse sin mirar la hora:

colonia sacramento uruguaycolonia sacramento uruguay colonia sacramento uruguay colonia sacramento uruguay

También es muy recomendable ver un atardecer en el Río de la Plata, y si además os toca un día despejado y tenéis una cámara con buen zoom de frente os toparéis con los rascacielos de Buenos Aires, una gozada:

atardecer en colonia sacramento uruguay B.Aires desde Colonia

En esta ciudad me alojé en el Hostel Ché Lagarto, de la misma cadena del de Montevideo, y que de nuevo me pareció muy acertado. Lo recomiendo totalmente.

Salto

Está situada a casi 500 km al norte de Montevideo sobre el margen oriental del río Uruguay, en frente de la ciudad argentina de Concordia. No es un punto turístico como tal ya que paré en él como etapa de mi camino hacia Iguazú. Aquí es típico visitar sus termas del Daymán, un complejo de piscinas-cabañas-balneario en los que puedes sumergirte en un agua que está a más de 40 ºC (y sale así de forma natural del acuífero Guaraní). Se encuentra a unos 10 km de la ciudad pero se puede acceder muy fácilmente a ellas a través de transporte público. Sin duda una buena forma de relajarse.

En cuanto a la ciudad en sí no ofrece muchos encantos, tan solo su Iglesia Catedral de San Juan Bautista:

catedral salto uruguay salto uruguay

Categorías: América, Uruguay | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Uruguay: entre mates y playas

  1. Pingback: Sudamérica (marzo – agosto 2015) | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: