Paraguay: Represa Itaipú, Encarnación y Misiones jesuíticas

Esta entrada viene a ampliar la información de la primera publicación que hice durante mi viaje por Sudamérica, y es que ya hace un año que estuve por allá y no hay mejor manera de recordar la experiencia que dejándola por escrito.

Mi paso por este país fue bastante casual y breve (apenas 3 días), y es que en principio sólo quería visitar las misiones jesuíticas pero en Iguazú algunos viajeros me recomendaron acercarme también a la represa de Itaipú, por lo que por aquí empecé. Mi entrada al territorio paraguayo fue por Ciudad del Este, a la que llegué después de varios días visitando las cataratas y tras dos horas de un intenso tráfico. Menos mal que aproveché para leer los consejos de la Lonely Planet, ya que debido a que la mayoría de los pasajeros que cruzan por este paso no necesitan de visado, el conductor no paró el bus en la frontera por lo que tuve que avisarle que por favor me dejase en inmigración. Fue curioso salir con la mochila grande haciéndome hueco entre el abarrotado vehículo, pero menos mal que me dí cuenta. Por supuesto, tuve que seguir en el siguiente colectivo (sin necesidad de volver a pagar).

Una vez llegué a la estación de buses de Ciudad del Este, una ciudad que me habían desaconsejado enormemente, tuve muy malas impresiones sobre la gente y el lugar en sí. Aún leyendo mi primera crónica puedo revivir lo incómoda que me hicieron sentir cuando no me ofrecían ni información, ni un buen cambio ni ayuda para viajar a la represa de Itaipú. Acabé sacando dinero de un cajero (el cambio fue de 1$= 5000 guaraníes) y negociando con un taxi la carrera. Podéis hacerlo de una manera más económica: cogiendo un colectivo al centro y desde allí otro a la presa, pero en aquél momento consideré que lo más importante era irme de aquella odiosa ciudad y así lo hice.

La represa hidroelétrica de Itaipú es una increíble obra de ingeniería. El nombre de Itaipú proviene del guaraní ‘piedra que suena’. Es una presa binacional entre Paraguay y Brasil en su frontera con el río Paraná. Tiene 7.744 metros de extensión y un alto máximo de 196 metros, el equivalente a un edificio de 65 plantas. Su construcción consumió 12,3 millones de metros cúbicos de hormigón, mientras que el hierro y acero utilizados permitirían la construcción de 380 Torres Eiffel, dimensiones que transformaron a la central en referencia para los estudios de hormigón y de la seguridad de represas. Tiene nada más y nada menos que 20 turbinas, de las cuales 13 abastecen a Brasil (con muchísima más necesidad de energía hidráulica claramente) y 7 a Paraguay (que le sirven para abastecer a gran parte del país).

Lo que más me llamó la atención es que su visita es gratuita, solo tienes que esperar un turno y tras ello te suben a un bus con el que recorres las imponentes infraestructuras. La primera parada es un mirador en el que puedes apreciar las nada más y nada menos que 16 aliviaderos, así como su extensión:

represa itaipú paraguay represa itaipú paraguay

Tras una breve explicación en la que te muestran las obras que se llevaron a cabo para construir la presa (incluyendo el desvío del cauce natural del río), la visita continúa en el bus, con una parada para ver las entrañas de la obra y posterior paseo por la misma:

represa itaipú paraguay represa itaipú paraguay

Cuando cruzas la parte superior de la represa es como si dejases a un lado un lago:

represa itaipú paraguay represa itaipú paraguay

Una vez de vuelta en Ciudad del Este ya había decidido que no quería estar más tiempo en esta ciudad por lo que aproveché la wi-fi gratis de la represa (mientra esperaba que empezase mi tour) para buscar un alojamiento en Encarnación, mi siguiente destino.

Encarnación es una ciudad apellidada ‘la Capital del carnaval’ por sus famosas fiestas, pero fuera de esa temporada es simplemente una urbe más, con una posición estratégica cerca de la argentina Posadas, ambas divididas por el río Paraná. Aquí me hospedé en el Keraná Hostel, un hostal muy acogedor en el que conocí, entre otros viajeros, a una francesa que me acompañó en mi visita a las misiones jesuíticas. Pero antes de acercarme a ellas y durante un día me dediqué a pasear por la ciudad, siendo lo más representativo su sambódromo y su costanera, destino predilecto de muchos turistas ansiosos de sol y calor:

sambódromo encarnación paraguay costanera encarnación paraguay

Mi segundo día lo dediqué a visitar las interesantísimas Misiones jesuíticas. También llamadas reducciones jesuíticas, se trata de un conjunto de treinta pueblos misioneros fundados a partir del siglo XVII por la orden religiosa católica de la Compañía de Jesús entre los aborígenes guaraníes y pueblos afines, que tenían como fin su evangelización y que se ubicaron geográficamente entre las actuales provincias de Misiones y Corrientes en Argentina (15), en Paraguay (8) y las 7 restantes en las denominadas Misiones Orientales, al suroeste de Brasil.

La misión que yo visité fue la misión jesuítica de Santísima Trinidad del Paraná, y es la reducción guaraní mejor conservada de Paraguay, así como la más extensa. Se encuentra ubicada en una colina a 28 km al noreste de Encarnación, en el distrito de Trinidad, y es fácilmente accesible por transporte público. Fue fundada en junio de 1706 y en 1728 contaba con una población de 3000 indígenas guaraníes. Fue redescubierta cerca de dos siglos después de su abandono, declarándose Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

Cuenta con una Plaza Mayor, lugar de reunión del pueblo y un Museo Jesuítico localizado en la antigua sacristía dónde se pueden apreciar esculturas y una maqueta de la misión. Tuve la suerte de visitarla un domingo, día en el que con tu entrada también se incluye una visita nocturna con guía, por lo que pude recorrer la estancia tanto de día como de noche, empapándome de su historia y descubriendo entre otras cosas la música de las misiones, llena de instrumentos musicales y con un estilo similar al Barroco europeo. Fue una enorme y agradable sorpresa:

Misiones jesuíticas Paraguay

Misiones jesuíticas Paraguay Misiones jesuíticas Paraguay

Misiones jesuíticas Paraguay

Misiones jesuíticas Paraguay

He de reconocer que ésta ha sido una de las visitas que más me han sorprendido del viaje.  Llegué aquí pensando que lo que hicieron estos sacerdotes fue una pura evangelización al margen de los intereses del pueblo local y lo que me llevé fue una lección de humildad en toda regla: estos jesuitas convivieron con el pueblo guaraní no solamente como guías espirituales sino que les protegieron de un estado español que anhelaba esclavizar a los indígenas para sus propios beneficios. También les enseñaron a leer, escribir, aprendieron su idioma y costumbres y todo ello logrando una enorme aceptación por ellos. En cada reducción jesuítica era un único sacerdote el que convivía con los guaraniés, compartiendo su vida como uno más. La posterior expulsión de los jesuitas de este territorio obedeció a intereses político-económicos del estado español, que vieron como les imposibilitaban hacerse con una mano de obra barata y analfabeta que querían usar para sus propios beneficios.

Me encanta aprender viajando, descubrir y desbancar teorías y prejuicios que tan frecuentemente nos infunden los medios de comunicación u otras personas y que a menudo marcan nuestra forma de pensar. Ya lo decía Ortega y Gasset: ‘viajar no es tan solo moverse en el espacio; más que eso, es acomodar el espíritu, predisponer el alma y aprender de nuevo’.

Sigamos aprendiendo…

Categorías: América, Paraguay | Etiquetas: , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Paraguay: Represa Itaipú, Encarnación y Misiones jesuíticas

  1. Pingback: Sudamérica (marzo – agosto 2015) | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: