DÍA 3 (viernes 25 marzo 2016). Budapest: colina Géllert, mercado central y crucero por el Danubio

Hoy hemos decidido que vamos a visitar la parte de la colina Géllert, y para ello desde nuestro apartamento nos basta con tomar uno de los tranvías que lleva a la la parada Szent Cellért tér (éstos son el 18, 19, 41, 47, 49, dependiendo de vuestro lugar de salida). Al lado de la parada nos encontramos con un puesto al que ya le habíamos cogido cariño, y que vendía un postre típico húngaro: el Kürtőskalács:

budapest

Tardamos poco, pues, en llegar a la colina Géllert, un lugar muy popular de la ciudad desde el cual se pueden contemplar unas buenas vistas de ella. Su subida no es difícil, simplemente se hace tranquila y se para lo que haga falta, sobre todo porque las vistas lo merecen. Os pongo aquí las vista a ambos lados, a la izquierda el puente Isabel y a la derecha el de la Independencia:

monte gellert budapest colina gellert budapest

En la cima se encuentra la estatua de la Libertad, enclavada en el lugar en donde hasta 1992 se encontraba una gran estatua de un soldado soviético que ha sido trasladada al Parque de las Estatuas (que nosotros no vimos):

estatua de la libertad monte gellert buapest

Muy cerca de allí se encuentra la Ciudadela de Budapest, un recinto fortificado construído por los austríacos en 1850 con más finalidad de vigilar y controlar a los ciudadanos de Budapest que de defender la ciudad. No sé si se puede visitar pero nosotros pasamos de largo, aunque eso sí nos detuvimos un poco en las tiendas de souvenirs que había al lado 🙂

La colina recibe su nombre de San Gerardo, un obispo cristiano que en el siglo XI acudió a Hungría por invitación del rey Esteban I para evangelizar a las tribus magiares. Los nativos, al contrario, acabaron matando al religioso arrojándolo por el monte Gellert colina abajo, según se dice, metido dentro de un barril. En la actualidad en el monte existe un monumento a San Gerardo que se encuentra en la parte este del Gellert (frente al puente Erzsebet o Isabel) y que representa al santo levantando una cruz ante un guerrero pagano postrado ante él (de las fotos que siguen, la de la derecha). Por esta parte de la colina fue por donde bajamos:

monte gellert budapest san gerardo y puente isabel budapest colina gellert

 Cuando ya estás abajo y cruzas el puente de Isabel, si te das la vuelta ves de frente este monumento:

colina gellert budapest

Tras bajar de la colina y cruzar al otro lado del río volvimos caminando para ver de cerca el puente de la Independencia:

puente independencia budapest

Y es así como se nos hizo un poco la hora de comer y aprovechamos que queríamos visitar el Mercado Central para hacerlo. Es el más grande los cinco mercados que se abrieron en la ciudad a finales del S.XIX:

mercado central budapest mercado central budapest

Se trata de un edificio con mucha historia. El edificio se levantó en 1897 por el arquitecto Samu Perez, y fue un motivo de continuas protestas por parte de los ciudadanos, que criticaban que desde su creación los precios se habían incrementado. Durante la II GM sufrió graves daños y en 1991 se declaró en ruinas y fue cerrado al público. Tres años más tarde fue restaurado y hoy es uno de los edificios más significativos de Budapest. Por dentro tiene este aspecto:

mercado central budapest mercado central budapest

Se puede visitar el Mercado Central cualquier día excepto el domingo. Nosotros queríamos probar la comida aquí ya que habíamos oído que los puestos de comida de la planta superior merecen la pena. Pues bien, nos encontramos con unos puestos masificados sin apenas sitio ni para sentarse ni caminar por el pasillo. Aún así nos hicimos un hueco y probamos algunos platos como el goulash, patatas asadas y salchichas entre otros. La calidad nos pareció normal tirando a baja, quizás estábamos condicionados por la incomodidad del sitio:

budapest budapest budapest

Tras el Mercado nuestro siguiente objetivo era visitar la ópera, pero antes paramos a tomar un café en un sitio llamado Arioso. Descubierto por casualidad, fue una agradable sorpresa, un minibosque en mitad de la ciudad, muy cuco y con buen café y postres. Fijaos que aspecto tiene:

café arioso budapest

Llegamos después entonces a visitar la Ópera, una visita totalmente imprescindible para mi gusto. El edificio fue diseñado por el arquitecto húngaro Miklós Ybl y es uno de los edificios renacentistas más importantes de Hungría. La construcción del edificio se llevó a cabo entre 1875 y 1884 y fue financiada por Francisco José I, emperador de Austria y rey de Bohemia, con la condición de que ésta no fuera más grande que la Ópera de Viena. Tiene 1261 asientos y en cierta medida recuerda también a la de París. Para visitarla podéis hacer dos cosas, o bien asistir a un concierto (lo que puede ser más barato, y que nosotros intentamos hacer el día anterior, pero como sabéis un error logístico me hizo acabar en otro teatro tal y como os relaté), o bien mediante una visita guiada, que las hay también en español y por un recorrido de aproximadamente una hora te llevan por el interior del edificio. Ésta última opción cuesta 2990 HUF (unos 10 € al cambio), aparte ticket de fotos si queréis sacar. Podéis comprar las entradas aquí:

opera budapest opera budapest opera budapest

Tras la ópera nos fuimos a dar una vuelta por la plaza de los Mártires:

mercados budapest

Y casi sin quererlo llegamos al río y decidimos que ese día haríamos un crucero nocturno. Hay varias empresas que lo ofrecen, siendo DUNA la que elegimos nosotros. Elegimos la opción de solo crucero, así que mientras hacíamos tiempo nos compramos unos sandwiches para subirlos al barco. El trayecto nos constó unos 10 € por persona y desde luego lo recomendamos, Budapest es una ciudad preciosa de noche, a las pruebas me remito:

crucero budapest

Por último, volvimos a la plaza de los mártires para comer algunos de los productos que vendían en los distintos puestos, bastante ricos por cierto.

Para terminar hoy decidimos que podíamos ir a uno de los bares en ruinas tan recomendados por guías y foros, el Szimplakert, un edificio enorme totalmente pensado para el turista pero muy interesante y con un buen ambiente. Merece mucho la pena acercarse aunque solo sea para ver su distribución, su decorado lleno de útiles que supuestamente catalogaríamos de basura, por su inmensidad (nos sorprendió lo enorme que es) y también, por qué no, podéis aprovechar para tomaros algo porque la bebida no es nada cara. Os pongo algunas fotos:

szimplakert budapest szimplakert budapest

Está situado en la calle kazinczy, cerca de la sinagoga judía y a una calle de nuestro apartamento, por lo que aquí fue donde acabamos nuestro día, aunque no nos alargamos mucho ya que mañana teníamos otro día intenso.

Categorías: Sin categoría | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “DÍA 3 (viernes 25 marzo 2016). Budapest: colina Géllert, mercado central y crucero por el Danubio

  1. Pingback: BUDAPEST (23 – 28 marzo 2016) | Con mi música a otra parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: